sábado, 25 de noviembre de 2006

La vida entera...en un sólo e-mail


-Crónica de la pequeña pregunta que tuvo una gran respuesta-

Hace años ya que me dedico al e-commerce y éste revolucionario sistema de venta electrónica no cesa de darme grandes satisfacciones. El dinero, el aprendizaje y la experiencia son algunas de ellas.Pero lo más importante y de valor incalculable que me brinda el e-commerce, es la posibilidad de conocer personas increíbles que de otra manera -tal vez- jamás conocería...
Clickeá y Continuá Leyendo>>>

Hubo una vez que publiqué una antigua medalla que no superaba los u$s 3 de venta.Asi conocí a Ernesto...un entusiasta coleccionista que había ofertado por la medalla en cuestión y finalmente ganó la subasta.

Ni bien obtuve sus datos a través de un e-mail, comencé la rutina de "contactar al comprador".

Ernesto respondió mis mensajes enseguida.

Y con su primera respuesta, me dí cuenta al instante que me había topado con alguien más que un simple comprador.

Es que Ernesto tenía una manera muy particular de escribir. Sus oraciones desbordaban de armonía y de una elegancia de antaño que utilizaba hasta para decir 'buenas tardes'.¿Era Ernesto un letrado de mundo ó yo era una jóven ignorante fácil de sorprender?

No lo sabía y quice averiguarlo.

Y entonces en el tercer mail que me tocaba enviarle le hice una pregunta simple, fácil y concisa que de acuerdo a lo que me respondiera yo me daría cuenta con qué tipo de persona estaba tratando.

¿A qué se dedica?...fue la pregunta!

Y ésta, fue su respuesta:

Hola "Ojo de Tigresa", gracias por tu amable mail de ésta fecha informándome sobre los datos del envío correspondiente a la medalla.

Me preguntas a qué me dedico? Dejame empezar por decirte quien soy y que he hecho en 81 años de mi vida. Soy venezolano, Ingeniero de Petróleo, graduado en la Universidad Central de Venezuela, con dos post-grados en Refinación y en Producción de Petroleo en las Universidades de Oklahoma y de Tulsa, ambas en el Estado de Oklahoma, USA. Comencé mi PhD, pero fuí llamado por mi Gobierno para ésa época y no pude terminar mi último semestre para obtener el título grande de Doctor. Sin embargo por un corto curso que faltaba, logré el título final. Soy pionero y veterano de todos los campos petroleros del país donde trabajé muchos años. Un día me llamaron para ofrecerme la Embajada de Venezuela en Irán, pero no pude aceptar por enfermedad grave de mi esposa, quien meses después murió. Me enviaron como Ministro de la Embajada en Ottawa, Canadá, donde estuve 6 años. Luego me llamaron a Caracas, fuí Vice Presidente de la Cámara Petrolera de Venezuela y posteriormente me nombraron Embajador para Libia. Tuve inconvenientes políticos para ésa época y no acepté el cargo. Luego fuí de Embajador por un año a Nigeria y regresé a Caracas, hasta que finalmente en 1993 fuí enviado como Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de Venezuela para Baghdad, Iraq, durante 6 años en la época de Saddam Hussein. Debo mencionar que a la vez actué como Embajador en Jordania.

Regresé a Venezuela en 1999, cansado con 76 años. Me operaron de la columna pero inmediatamente me repuse y luego me jubilaron y ahora estoy en mi casa, frente a un computador, actuando en mis pasatiempos de la mejor manera posible, camino, pago el teléfono, la luz, el agua y a veces voy al mercado, pero vivo alegre y creo -si Dios quiere- que llegaré o sobrepasaré los 90 años. Mi segunda y actual esposa es Psicóloga Clínica y los dos vivimos una vida alegre, armoniosa estando solos porque las hijas están casadas y con hijos, y esos "carricitos" molestan que dá gusto.

Bueno "Ojo de Tigresa", me dá gusto escribirte tan rápido como puede mi cerebro y mis dedos. Espero tu e-mail ésta tarde o a más tardar mañana por la mañana. Recibe mis saludos muy cordiales y afectuosos, esperando estés bien y "echando p'alante". Te deseo lo mejor, con gran afecto, ERNESTO.

¿Era Ernesto un letrado de mundo ó yo era una jóven ignorante fácil de sorprender?Seguía sin saberlo, pero eso ya no importaba.

Lo único importante después de leer su respuesta fue que gracias a una pequeña pregunta tuve la fortuna de conocer a una gran persona...una persona increíble.

4 comentarios:

Pablo dijo...

Comentario enviado por mail:

Melisa vi tu blog y me gustó mucho el tema del veterano venezolano, ojalá todos pudiéramos llegar a esa edad con ese buen ánimo.

Melisa Escalante dijo...

Gracias Pablo!
Aún no sé qué me sorprende más...si la historia de vida de Ernesto ó el esmero que le puso para responder mi pregunta!

Anónimo dijo...

Meli...!!! En primer lugar, te felicito x tu nuevo espacio para desandar tus historias q rondan x tu cabecita.. Y en segundo lugar, desearte muchos éxitos en todo lo q emprendas, ya q tenés muchas condiciones para hacerlo. Beso. Abe.

Melisa Escalante dijo...

Gracias Abe...me alegra leer lo qué decís teniendo en cuenta que el comentario viene de un futuro periodista!
Saludos!!!